¿Por qué no?

¿Por qué nosotras no podemos tener algo nuestro?

Esa era una pregunta que nos hacíamos mi hermana y yo todos los días e incluso me arriesgaría a decir que a casi todas las horas.

Esas largas conversaciones de camino al trabajo, esos paseos interminables entrando en todas las tiendas alcanzables e inalcanzables, aquellas ideas locas e imposibles en nuestra cabeza que nunca pensábamos que iban a llegar a su fruto o esa fantasía de tener nuestra propia marca.

Y, aquí estamos escribiendo el primer post del blog de nuestra marcca.

Os mentiríamos si dijéramos que ha sido un camino fácil, NO, realmente no lo ha sido. Nos hemos encontrado obstáculos que en muchas ocasiones nos han hecho plantearnos si deberíamos dejar todo, pero por algún que otro motivo o fuerza ajena que ni nosotras mismas sabemos, hemos seguido y hemos llegado a este sueño idílico de estas dos chicas inquietas.

Por tanto aquella frase de “todo llega” puede que sea verdad no?

Índole es el reflejo de nuestro carácter, la mezcla de nuestras inquietudes por encontrar algo motivador en nuestras vidas y una constante evolución sin perder nuestra esencia.